La formación es una de mis pasiones. Transmitir mis conocimientos y ver que las personas aprenden y progresan cada día es una sensación indescriptible.

Los últimos 12 años de mi trayectoria profesional han estado dedicados 100% a la formación de maquilladores profesionales. Primero durante 10 años en la escuela de maquillaje Colors-Up de Barcelona y ahora aquí, en A Coruña, donde tengo mi propia escuela.